Fast fashion

¿Qué es el Fast Fashion?

El Fast Fashion o Moda rápida es “un modelo de negocio utilizado por el comercio minorista de moda que existe desde la creación de producto hasta su producción y distribución, para responder rápidamente a las constantes y a los cambios frecuentes en las tendencias de la moda y la demanda del consumidor.”

Nunes, M. P., & da Silveira, G. A. (2016)

Un modelo de negocio Slow Fashion contempla únicamente dos colecciones anuales: primavera/verano y otoño/invierno, es decir, las colecciones tradicionales. Por el contrario, un modelo de negocio Fast Fashion es un nuevo sistema implantado en la industria de la moda en el que desaparecen estas dos temporadas tradicionales y se implantan 52 colecciones anuales (aproximadamente).

Este modelo de negocio surgió hace unos 20-30 años, pero ha sido en la última década cuando ha crecido exponencialmente.

Esto tiene diferentes consecuencias:

Cifras del Fast Fashion

  • Cada semana hay productos nuevos en tienda.
  • Este tipo de producción ha provocado un aumento de consumo: consumimos un 400% más que hace 20 años.
  • Derivado de esto, la ropa ha pasado a ser considerado como un producto desechable.
  • El precio de los productos provenientes del Fast Fashion hace sentir a la gente más rica, pero todo lo contrario: cada vez somos más pobres y la clase media está desapareciendo.
  • Los trabajadores del Fast Fashion en Bangladesh cobran 72,18 euros mensuales.
  • Estos mismos trabajadores tienen jornadas laborales de hasta 12 horas diarias y no disfrutan sin ningún tipo de derecho laboral.
  • Para producir 1 camiseta de algodón son necesarios 2.750 litros de agua.
  • El 20% de los tóxicos que terminan en el agua provienen de la industria textil.
  • En Hong Kong se desechan 1.400 camisetas cada minuto.
  • El 30% de la producción textil mundial nunca llega a venderse.
  • El 50% de la ropa proveniente del Fast Fashion se desecha en menos de 1 año.
  • Una prenda se utiliza de media unas 7-10 veces antes de ser desechada.
  • La industria textil es la más contaminante después de la ganadera.
  • Sólo el 7% de los consumidores considera la sostenibilidad el criterio más importante a la hora de adquirir productos.

¿Cómo cambiar el Fast Fashion por el Slow Fashion?

Para realizar una compra de moda más sostenible sólo tenemos que seguir unos mínimos criterios:

Compra ropa de segunda mano. De esta manera estarás practicando una de las 3 R (Reduce, Reutiliza y Recicla). Actualmente existen múltiples plataformas que hacen que este paso sea mucho más fácil y nos garantizan que la prenda está en condiciones de ser reutilizada (Vinted y Micolet entre otras).

Dona aquella ropa que ya no quieras utilizar. De esta manera estarás dándole una segunda vida y ayudando a aquellos que tienen menos recursos.

Elige ropa que esté fabricada con materiales sostenibes, es decir, aquellos cuyas fibras sean algunas de las siguientes:

  • FIBRAS RECICLADAS. Estas fibras están realizadas con materiales de desecho reciclados.
    • Poliéster reciclado.
    • Algodón reciclado.
    • Lana reciclada.
    • Nylon reciclado.
  • FIBRAS NATURALES. Este tipo de fibras tienen un bajo impacto ecológico.
    • Lino.
    • Ramio.
    • Cáñamo.
    • Seda orgánica.
    • Fibra de alpaca.
  • ECO FIBRAS. Se consideran fibras ecológicas aquellas que son producidas de manera sostenible.
    • Algodón orgánico.
    • Lana sostenible.
    • Cuero sostenible.
    • Cachemira sostenible.
    • Bambú sostenible.
  • SEMI SINTÉTICO. Estas fibras, a pesar de ser sintéticas, tienen un bajo impacto ecológico.
    • Lynocell.
    • Fibra de naranja.
    • Fibra de piña.
    • Refibra.

Fuente: http://www.sustainyourstyle.org/

Moda sostenible española: https://ecovamos.com/moda-sostenible-en-espana-donde-encontrarla/

Asegúrate de que la ropa que compras está producida de manera ética, es decir, aquella ropa cuya producción respeta os derechos de todos los trabajadores que participan en dicha producción (desde los productores de las materias primas hasta los productores de la propia prenda, llegando también a los distribuidores).

Incorpora prendas clásicas a tu armario, que no pasen de moda y que duren mucho más tiempo.

Practica otra de las 3R: recicla. Hay miles de maneras de reparar una prenda, y si no, crea otra nueva. Esto es algo que hacen las chicas de Primrose.

Y por último, disminuye el consumo de ropa. ¿Realmente necesitas tanta ropa?. Muchas veces tenemos el armario lleno y no utilizamos ni la mitad de las prendas. ¿Una solución?: crear tu armario cápsula.

En la actualidad ya se habla de un cambio hacia el Slow Fashion. La declaración en bancarrota de Forever 21 y las cifras negativas de otros grandes del Fast Fashion evidencian el cambio de mentalidad. Tanto es así que incluso Harpers Bazaar se hace eco de ello.

Referencias utilizadas para este artículo

¿Cuál es el coste real de la fast fashion? Te damos algunas cifras – Asociación cultural Il Quartiere. (2019). Recuperado de: https://ilquartierevalencia.com/coste-real-la-fast-fashion-te-lo-explicamos-paso-paso/

El fast fashion te hará querer saber de dónde viene tu ropa. (2019). Recuperado de: https://theamaranta.com/brillo/explainer-fast-fashion/

Los esfuerzos en sostenibilidad disminuyen un 30% | Ester Xicota. (2019). Recuperado de: https://www.esterxicota.com/pulse-report-2019/

Nunes, M. P., & da Silveira, G. A. (2016). Análise das motivações do consumidor de fast-fashion. Revista de Administração IMED6(1), 56-71. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5523413

También hablan sobre esto: